Consejos para conducir en navidad.

Coche vintage amarillo en carretera con nieve

Estamos en época de no parar ni un segundo: Comprar regalos, recorrer kilómetros para volver a casa de los padres, visitar familiares, comidas y cenas con los amigos… Todo esto implica coger el coche constantemente para viajar o desplazarse por ciudad. Por eso, nos hemos decidido a darte algunos consejos que te servirán si piensas moverte mucho durante estas fiestas.

Viajes largos.

Como ya hemos dicho, en esta temporada del año, es muy común viajar. Por eso, no está de más que veas “Los mejores consejos para un viaje largo en coche”, si estás seguro de que harás el trayecto en coche. 

Coche equipado.

Además, si vas a lugares con nieve, no te olvides de tener cadenas en el coche. Y no solo porque en caso de que sea obligatorio circular con ellas pueden multarte con una suma que asciende a 200€, sino porque evitarás accidentes. También, recuerda que es importante saber cómo ponerlas, que de nada sirve tenerlas si no sabes como usarlas.

Previsión del tiempo.

Ya estamos en invierno y aunque no sea común en esta zona, es posible encontrarnos con temporales de nieve o de lluvia. Por tanto, es imprescindible echar un vistazo al pronóstico del tiempo para poder estar preparados si vamos a encontrarnos con una tormenta o nevada. Así siempre que podremos evitaremos conducir en malas condiciones. Pero si te pilla el mal tiempo en la carretera, que no cunda el pánico porque puedes echar un vistazo a “Cómo conducir en situaciones difíciles”.

Hacer uso de los transportes públicos.

En estas fechas, siempre que puedas, es mejor utilizar los transportes públicos. Ya que, si quieres ir por ciudad a comprar los regalos de última hora, es muy probable que te encuentres con embotellamientos, poco aparcamiento en la calle además de los parkings hasta arriba. Por esta razón, a veces resultará menos estresante coger el autobús o el tram. Te quitarás agobios de encima y al final ahorrarás tiempo ya que no tendrás que buscar aparcamiento. 

Cuidado con los excesos.

Estamos todos ilusionados con reunirnos con ese familiar al que hace unos meses que no vemos o los amigos que tienen algo más de tiempo libre para juntarnos. Cualquier excusa es válida para pegarnos una comilona, además de los brindis de rigor. En estas ocasiones, será mejor que te olvides de coger el coche. La mejor opción será recurrir al bus, el tram o incluso un taxi. 

Designar un conductor.

Y para esas ocasiones en las que no está disponible ningún medio de transporte público, será mejor elegir a un amigo o amiga como conductor. El elegido no puede consumir nada de alcohol, ya que será el encargado de coger el coche y acercaros a vuestra casa. 

Por nuestra parte, no nos queda más que desearos unas felices fiestas. Y ya sabéis, si cogéis el coche en esta época del año, hacedlo con más cuidado y responsabilidad que nunca. Lo importante es llegar para disfrutar de las fiestas.

http://

Compartir Noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter