Los mejores consejos para un viaje largo en coche

Llegan las vacaciones de verano y muchos de vosotros seguro que vais a escoger el coche como medio de transporte para llegar a vuestra residencia de verano o como vehículo para comenzar ese viaje veraniego tan esperado.

Y lo más seguro en cualquiera de estos dos casos, es que te espere un viaje largo y con muchas posibilidades de convertirse en pesado y aburrido. Si sucede esto, ten por seguro que se estará preparando un peligroso caldo de cultivo de fallos, distracciones y errores que pueden terminar en un fatal desenlace.

Así que para evitar que pueda suceder vamos a darte los mejores consejos para conducir antes, durante y después del viaje .Ponte cómodo, abróchate el cinturón y prepárate para conocer estas imprescindibles recomendaciones.

Antes del viaje

1. Planifica la ruta

No basta solamente con meter la dirección en el GPS o en el Maps y olvidarse. Hay que estudiar el estado de las carreteras por si hay obras o mantenimiento; y escoger una ruta opcional antes de comenzar el viaje por si el plan A falla…O hay atascos causados por alguna Operación Salida.

También prioriza entre disfrutar del paisaje en el viaje o llegar cuanto antes: Normalmente estas dos opciones suelen ser incompatibles, pues elegir un viaje lleno de paisajes espectaculares supondrá la mayor parte de las veces tardar más y viceversa. Toda esta preparación puedes complementarlo con app’s como la de la DGT para ampliar información. Ya se sabe, hombre precavido vale por dos.

2. Comprueba tu vehículo

Si habías pensado en coger el coche y hacer 600 kilómetros del tirón sin haber revisado nada…Es el momento de quitarte esta peregrina idea de la cabeza. Sea una distancia corta o larga, es absolutamente obligatorio que antes de cualquier viaje revises exhaustivamente tu vehículo ¿Y por dónde empezar? No te preocupes: Aquí tienes un checklist de todos los ítems a comprobar.

  1. Neumáticos: Presión, dibujo de la rueda y posibles grietas y agujeros
  2. Batería y líquidos: Asegura que no hay anomalías en la batería y que todos los líquidos del coche ( aceite, agua…) están en sus niveles correctos
  3. Luces: Comprueba el correcto funcionamiento de luces de posición, cortas y largas.
  4. Frenos y suspensiones: No viajes sin tener la certeza de que el pedal, líquido y pastilla de freno están en perfectas condiciones

3. No sobrecargues el coche en exceso

No lleves equipaje de más, asegúrate de llevar únicamente lo imprescindible. Y distribúyelo bien por el maletero, el interior del coche y las cargas exteriores sin hacer de tu automóvil un Tetris viviente. Ubica las cosas más pesadas al fondo para no afectar al centro de gravedad, no coloques los objetos sueltos en la parte de atrás del coche e intenta no cargar mucho la baca: Afectará a la presión de la rueda.

Durante el viaje


1. Documentación en regla

Comprueba que tienes el permiso de conducir, DNI, ITV, permiso de circulación y seguro en orden. Nunca sabes qué puede pasar…Y si va a haber algún control en el que las fuerzas del orden te soliciten alguno de estos documentos. Que las sanciones y multas por no llevarlo todo correctamente te estimulen a la hora de comprobarlo todo. Descubre también que incluye tu servicio de atención en carretera

2. Las normas básicas de siempre

Seguro que no es la primera vez que lo lees, pero no por eso no vamos a volver a repetirlo: Circula con atención plena a la carretera y otros conductores y evita distracciones como usar el móvil ( Adiós WhatsApp, hola manos libres), fumar, comer o beber. Todo esto pone en peligro tu vida aunque no lo parezca…Y además puedes hacerlo cuando pares, tarea obligatoria cada dos horas para descansar e hidratarte. Cerciórate si tomas medicación de que ésta no afectará a tu conducción. Y vístete con ropa cómoda y holgada con la que estés cómodo y no dificulte tus movimientos.

3. Niños y mascotas correctamente ubicados

Puede ser que tu viaje tengas que hacerlo con tu hijo, sobrino o con tu perro. O con todos. Sea como sea, si viajas con infantes o animales de compañía ten todos los sistemas de fijación y protección que ambos precisan… Y que viajen siempre en sus respectivos lugares.

4. Disfruta conduciendo

¡Relájate y disfrúta! Paisajes, conversaciones… Pueden convertirse en recuerdos imborrables si te metes en el coco que las prisas son para los ladrones, que el tráfico es algo que no puedes controlar y que esta parte también forma parte de tus vacaciones.

Después del viaje

Y tras algunas horas en la carretera por fin llegamos a nuestro destino…¿Qué más nos va a tocar hacer? Muy fácil:

  1. Avisa a tus seres queridos cuando llegues: Siempre es un alivio para ellos ver que llegaste sano y salvo
  2. Disfruta a tope de tus vacaciones…Y ya sabes que tienes que hacer cuando hagas el viaje de vuelta.

Compartir Noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter