5 consejos sobre cómo conducir por ciudad.

5 consejos para conducir por ciudad

¿Te acabas de sacar el permiso y te preocupa conducir por la ciudad? Es una sensación que tienen muchos, ya que en una ciudad, como en la de Alicante, hay muchos factores a tener en cuenta. No te preocupes, no eres el único, nos ha pasado a muchos. Y es que, es muy común sentirse de esa manera, ya que pasas de tener al profesor a tu lado a estar tú solo ante la carretera.

Y no solo eso, sino que además tienes que tener en cuenta a los peatones, otros coches, acondicionamientos, conductores con prisa…¡Qué estrés!¿Verdad?.

Así que hoy te traemos una guía básica para que te olvides del miedo a coger el coche cada vez que quieras ir a estudiar, al trabajo o simplemente hacer recados. 

1. Antes de conducir: regula y ajusta.

Es importante tener una postura correcta a la hora de conducir. Por eso tienes que regular el asiento para que estés a la distancia adecuada del volante y los pedales. Además, es importante ajustar los retrovisores para tener una buena perspectiva de lo que ocurre a tu alrededor ¡Y no olvides el cinturón de seguridad!

2. Concéntrate y sigue las normas.

Tal y como lo mencionamos en nuestro post anterior “5 consejos infalibles para conducir mejor”, cuando conduces tienes que estar pendiente de lo que ocurre en la carretera. Ya que podría ocurrir cualquier situación peligrosa mientras llevas el coche por la ciudad. Esa es la razón por la que tienes que evitar cualquier distracción. Olvídate del móvil y presta mucha atención. Además, es primordial que sigas las normas, así que no conduzcas a más velocidad de la permitida o te saltes semáforos. Respeta los ceda el paso y los pasos de peatones.

3. Mantén la calma.

Si te encuentras en atascos, te cuesta aparcar o se te cala el coche intenta no ponerte nervioso, es importante tener paciencia y no perder el control. Porque de lo contrario te costará más responder con soltura. Además, a todos se nos ha calado el coche alguna vez y hemos sobrevivido para contarlo. Y si se te aparece un conductor hostil que insulta, acelera o adelanta a otros coches cuando no debe, intenta conservar la mente fría e ignorarlo. Si no te estarías poniendo en peligro a ti y a los demás conductores. 

4. Conduce sin hambre, sed o sueño.

Parece una verdad de perogrullo, pero cuando conduces tienes que tener todos los sentidos puestos. Y con falta de sueño, es muy difícil que se cumpla esto, ya que tu capacidad de reacción es mucho menor que en condiciones normales. Y ya sabemos que hay que estar preparado por si ocurre cualquier imprevisto. Lo mismo ocurre si tienes hambre o sed, así que come y bebe antes, nunca durante. Y ni que decir tiene, que el volante con el consumo de alcohol u otras sustancias no son compatibles.

5. La práctica hace al maestro.

Si tienes mucho miedo a conducir solo, puedes empezar pidiéndole a algún amigo que te acompañe a hacer estos ejercicios.  Esto te ayudará a coger experiencia y confianza, además de que te permitirá conocer mejor tu propio vehículo. Y cuando te animes puedes conducir tú solo por zonas que conozcas o  preparar un circuito. Además, prueba a aparcar siempre que tengas oportunidad. Si no te atreves, puedes acercarte a alguna zona poco concurrida como un polígono y poner objetos como si fueran coches para que simulen los límites, así aprenderás a aparcar en espacios reducidos. 

Esperamos que después de leer esto te animes a conducir. El primer paso para conseguirlo es intentarlo y practicar constantemente. Te aseguramos que si sigues estos pasos estarás conduciendo por la ciudad de Alicante y cualquier otra con mucha soltura en poco tiempo.

¡Y a disfrutar del permiso de conducir! Si te ha gustado este contenido, no te olvides de compartirlo. Cuéntanos los trucos que utilizas tú.

Compartir Noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter