Consejos para conducir por la noche.

Coche en viaje de noche

Siempre que cogemos el coche tenemos que hacerlo siendo precavidos y teniendo en cuenta multitud de factores para que las condiciones climáticas no nos tomen por sorpresa. Pero otro de los factores que deberíamos tener en cuenta es si conducimos de día o de noche. Por eso, os queremos dar unos consejos para aquellos que tenéis planeado conducir por la noche, ya sea por trabajo o viaje… 

1. Cuidado con el sueño.

Nuestro cuerpo biológicamente está programado para dormir por la noche porque con la falta de luz se segrega la hormona melatonina. Esta hormona nos incita a dormir y es una de las razones por las que tenemos sueño por la noche. Esto implica que cuando realizamos actividades por la noche, tenemos que evitar el sueño. Por ello, aquí tenemos una lista de medidas que podemos tomar para evitar quedarnos dormidos mientras conducimos.

– Dormir antes.

Si nos echamos una siesta ese día, cuando nos toque conducir estaremos descansados y sin sueño.

– Cenar ligero.

Las comidas copiosas hacen que nuestro cuerpo necesite descansar, por ello debemos cenar ligero.

– Ir con un acompañante y debatir sobre algún tema.

Esto resulta muy curioso, pero si tienes un acompañante con el que discutes, tu cerebro tendrá que trabajar para elaborar los argumentos. Así que esto te impedirá tener sueño. Pero ¡ojo con distraerse y descuidar el volante! 

– Tentempié de comidas.

Siempre es mejor tener comida disponible, pero no cualquiera, las frutas son una buena opción y si son cítricos, mejor. Así que ten a mano unos gajos de naranja o mandarina.

– La temperatura tiene que ser ligeramente fría.

Olvídate de poner la calefacción muy alta, ya que esto hará que nos adormilemos y nos quedemos dormidos. Por ello, es mejor que la temperatura esté ligeramente baja.

2. Luces ajustadas con la intensidad adecuada. 

Comprueba que las luces tienen la intensidad adecuada, que están en buenas condiciones y que funcionan adecuadamente. 

3. Comprobar que el cristal esté limpio.

Otro factor importante es el cristal, tenemos que tener buena visibilidad, así que recuerda limpiar los cristales.

4. Planificar. 

Antes de emprender un viaje por la noche, planifica. No vayas a la aventura, sino que organiza, busca las mejores rutas y programa los descansos para que no te quedes dormido al volante. Aprovecha estas paradas para estirar las piernas y tomar algún tentempié o bebida energizante. 

Ten en cuenta, que aunque estemos en invierno, es importante, mantenerse hidratado para que tus reflejos no se vean afectados. Además, evita siempre que puedas viajar solo, ya que siempre será mejor, conducir por turnos o tener compañía para evitar el sueño. Y por sobre todo, siempre que puedas planificar el viaje para el día, hazlo en ese horario.

Compartir Noticia

Share on facebook
Share on google
Share on twitter